Relojes Eterna: diseñados para durar toda una vida

Buscar la perfección a través de técnicas artesanales tiene mucho más mérito y es justamente lo que persigue la firma de relojes Eterna desde hace más de un siglo y medio, todo con el objetivo de desarrollar y fabricar sus obras maestras con esmero y dedicación meticulosa.  

Eterna cronológicamente

Hablemos de la historia de estos relojes con  sello Swiss Made. Todo empezó en 1856 cuando dos amigos que decidieron  fundar en Grenchen  la fábrica de Ebauches  “Dr. Girard & Shild”.

El Dr. Josef Girad y el profesor Urs Schild unieron esfuerzo durante 4 años para sacar adelante su primer emprendimiento, sin embargo el profesional de la medicina deseó volver a su profesión por lo que decidió vender su parte de la empresa a su compañero.

Después de esa separación, la empresa se expandió rápidamente con la instalación de máquinas automáticas que facilitaban la fabricación. Ya en 1970 “Dr. Girard & Shild” se convierte en fábrica de relojes gracias a la producción propia de estos.

En 1888 el profesor Schild falleció pero, su legado continuó siendo una empresa familiar con un nombre diferente,  se convirtió  entonces en  “Gebr.Schild & Co”, un año más tarde lanzan la marca Eterna cuyo logo apareció por primera vez en la esfera de un reloj de bolsillo.

Te puede interesar: Cómo elegir los mejores relojes suizos de lujo

Ese mismo año el ingeniero mecánico Theodor Schild, hijo del fundador, tomó las riendas de la empresa y la dirigió con mucho éxito durante  33 años. Bajo su dirección la marca Eterna desarrolló una caja especial con cierres de seguridad móviles que patentó en su reloj de pulsera. 

Sus creaciones innovadoras llevaron a la marca a ganar su primer gran premio mundial en la exposición de Bruselas celebrada en  1910, esto incentivó a la empresa a continuar creando modelos excepcionales por lo que en la siguiente década incluyeron en su colección un reloj más ligero.

Por ejemplo, en 1948 crearon el Eterna –Matic, el primer reloj con rotor con rodamiento de bolas, desde ese momento esa innovación se convirtió en el logo que acompaña a  la marca en todos sus diseños hasta ahora.

Eterna centenario

relojes eterna

En 1956 la marca celebró su centenario a lo grande incluyendo en su colección el modelo Centenaire, sin embargo este diseño significó también un largo espacio de recesión que duró 21 años.

Tras ese lapso de tiempo relojes Eterna regresa repotenciado  al mercado mundial como un fabricante y así lo demostró presentando cuatro nuevos calibres en tan solo cinco años.

Continuó innovando con el paso con el tiempo, reinventado sus diseños para que se adaptaran a los tiempos es así como en 2009 lanzó al mercado el sistema Spherodrive.

Este nuevo sistema de Eterna, que reemplazó  medio siglo después  al Eterna-Matic,  fue un cilindro sobre rodamientos de bolas. Lo siguiente fue el primer modelo calibre 3843 de la marca el cual fue bautizado como Adventic Watch.

Te puede interesar: Porqué escoger relojes suizos para hombre

Eterna y su progreso técnico y estético

Ha sido un largo camino el recorrido por la marca de relojes Suizos Eterna, pero se agradece el esfuerzo por desarrollar su aspecto técnico y estético a la par de su tradición de servicio convirtiéndose en una de las marcas más reconocidas al nivel mundial.

No es una marca de reloj barata, sin embargo su precio es bastante asequible incluso se pueden encontrar piezas originales, por ejemplo un reloj Eterna para mujer tiene un precio de tan solo 194€, los más ostentosos pueden llegar a costar más de 5 mil €.

 En resumen, La marca de relojes Eterna es el mejor ejemplo de innovación y constancia para mantenerlo clásico y artístico de la relojería Suiza.

Deja un comentario