Relojes Fortis: Tradición relojera con sello Swiss Made

Relojes Fortis es una firma con una amplia tradición en el competitivo mundo relojero de Suiza, su amplia experiencia es principalmente reconocida en la industria de la aviación y los vuelos espaciales, ámbitos para los que ha fabricado, a lo largo de la historia los cronógrafos.

relojes fortis

Fortis destaca desde sus inicios

Era el año 1912 en Grenchen Suiza, cuando Walter Vogt fundó la firma y la bautizó con su nombre, desde entonces se vislumbraba una trayectoria de muchos aciertos para la marca.

Inicia temprano, en 1924, su primera producción en serie de relojes automáticos, luego de la incorporación del británico John Harwood como socio de la firma, también es la fecha de nacimiento del modelo Harwood, mítico y distinguido para la época.

John Harwood aportó gran valor a la marca puesto que, fue el mentor del mecanismo automático que vio luz por primera vez en 1931. Se trataba de un sistema mediante el cual el reloj era impulsado por el movimiento de la correa a través de la unión entre una y otro.

Te puede interesar: Relojes suizos automáticos

Luego empieza la etapa de los cronógrafos de fabricación propia, así es como  en 1943 la marca suiza fue reconocida mundialmente por la aplicación de conocimientos técnicos en la fabricación de estos elementos.

Continúa su evolución en la década de los 50 cuando comienza a manufacturar y distribuir a todo el mundo relojes de alarma, en esa misma etapa se hacen acreedores del premio  de cronógrafo, distinción otorgada por el instituto suizo de cronometría. La firma concursó con sus modelos de relojes sumergibles y con alarma.

relojes suizos fortis

Medio siglo haciendo relojes distinguidos

Premios, distinciones, reconocimientos, evolución, innovación,  así trascurrieron los primeros 50 años de la marca de relojes Fortis.

Para el aniversario continuaron presentando modelos increíbles, esta vez sorprendieron con el reloj Jubileo “Stratoliner”. 

La creatividad e innovación los llevó a utilizar plástico en su próximo modelo el cual bautizaron como Flipper, éste en particular tenia gran capacidad de inmersión, pero no se detuvieron, en 1975 marcaron tendencia con su línea Flipper Quartz, relojes que incorporaban el original Fortis Container.

Un modelo que  llegó  a ser el preferido  de las celebridades del momento al punto que la prensa nacional se refería a él   como “el aristócrata de los relojes plásticos”. Eran modelados por famosos como Roman Polansky y lucían en las muñecas de los Rolling Stones.

Leer: Relojes suizos militares, características y modelos

Con toda esa exposición mediática Fortis llega a su 75 aniversario innovando y con reconocimientos porque en 1987 fue nombrada como la primera fábrica de relojes automáticos de pulsera.

El siguiente año la marca se hace acreedora del galardón principal de la feria mundial de industria por los modelos Container y Fever.

Fortis viaja al espacio

Era 1992 cuando la marca Fortis despega al espacio a bordo de un cohete Ruso, aprovechando la ocasión sacaron una edición especial la cual nombraron “Space Art Edición”.

Posteriormente, tras cumplir con rigurosas pruebas de resistencia límite en el centro de entrenamiento ruso, Fortis y sus cronógrafos fueron elegidos oficialmente parte del equipamiento de los cosmonautas rusos para sus paseos espaciales de la década de los 90.

Renace de entre las cenizas

Los relojes fortis tuvieron un inicio de milenio prometedor, nuevas colecciones, galardones, más viajes al espacio, hasta que en el 2017 la firma experimentó dificultadas económicas.

Ese año solicitaron una moratoria definitiva de restructuración de deuda. Tras la crisis Fortis se levantó de las cenizas gracias a que fue adquirida por un inversionista privado que ejecutó varias mejores, entre ellas el cambio de nombre, la firma fue rebautizada como Relojes Fortis.

En conclusión, tiene una larga lista de triunfos desde sus inicios hasta hoy y a pesar de las dificultades, Fortis  se sigue distinguiendo como una de las mejores marcas de relojes con el indiscutible sello Swiss Made.

Deja un comentario