Oris un reloj líder desde sus inicios

En una localidad suiza  rodeada de montañas, hace más de 100 años se produjo una reunión de dos jóvenes relojeros con una visión futurista, querían diseñar un reloj que se convirtiera en líder del mercado, entonces nació Oris.

Paul Cattin y Georges Christian fueron los fundadores de la fábrica de relojes que bautizaron Oris, nombre homónimo de un famoso arrollo de la localidad. Los jóvenes visionarios compraron una vieja fábrica, cerrada recientemente, para iniciar a cumplir su sueño.

Oris

Ellos querían crear excelente relojes, con la mejor calidad y con un gran precio, accesibles para todos los amantes de los relojes. El primer paso fue rodearse de expertos relojeros, los más talentosos y hábiles artesanos para que adoptaran los procesos industriales necesarios para lo que querían fabricar.

Te puede interesar: Relojes suizos militares, características y modelos

Buscaban ser pioneros combinando técnicas artesanales e innovando con lo industrial para que el resultado fuera, un reloj confiable, funcional y durable.

Oris y su crecimiento

Muy rápido la marca de relojes suizos  Oris se convirtió en una compañía con más de 300 empleados, con una reputación aún más grande gracias a sus estándares de eficiencia, calidad y valor.

A mediados de 1936 ya contaba con sucursales repartidas en Holderbanck, Courgenay, Ziefen y Bienne, inclusive, les construían casa a los empleados y ofrecían servicio de transporte para aquellos que Vivian a más de 25 kilómetros de su lugar de trabajo, lo que a todas luces mostraba el compromiso de los fundadores por convertir su compañía en la firma líder en toda Suiza.

mirando la hora de un reloj Oris

Desde que iniciaron su sueño se trazaron como meta dominar las múltiples y complejas etapas de fabricación de relojes para hacer de Oris una marca que pudiera desarrollar sus propios movimientos en el ámbito de los relojes de bolsillo.

La compañía más grande luego de la guerra

En la década de los 70, tras la guerra, el crecimiento de Oris fue exponencial llegando a ser una de las 10 marcas de relojes suizos más grandes del mundo con más de 800 personas en sus filas y una producción que superaba el millón de relojes de pulsera al año.

Esa misma década la compañía fue revendida pasando a ser del Grupo Swatch y esto marcó el inicio de una larga crisis que casi desapareció a la industria tradicional de relojes suizos.

La etapa fue conocida como la crisis del cuarzo, básicamente salieron al mercado una gran cantidad de relojes baratos de cuarzo provenientes de Oriente lo que causó una barrida del mercado mundial de relojes mecánicos.

Te puede interesar: Relojes suizos automáticos

Durante la crisis del cuarzo más de 900 marcas relojeras quebraron y al menos un cuarto de la mano de obra especializada fue despedida agudizando el problema. En el caso de Oris continuaron remando contra la marea y para 1982 un nuevo cambio en la directiva generó buenos resultados. 

Oris centenario e innovador

Oris con sus más de 100 años de historia se ha destacado con sus innovaciones de movimientos  mecánicas, evolucionando y renovándose con el pasar de los años, solo entre 1904 y 1981 Oris desarrolló  229 calibres propios, sin duda una cifra record.

Son los creadores del primer reloj mecánico que logra indicar el ciclo lunar y la tabla de las mareas al mismo tiempo, dos elementos fundamentales para los practicantes de buceo y otras actividades acuáticas.

Este modelo, calibre 761,  fue bautizado como el Pointer Moon y salió al mercado a finales del 2013.

En resumen, toda la tradición e historia de relojes Oris se resumen en su excelencia y calidad, continua siendo una de las firmas con más renombre en el nicho de relojes suizos a nivel mundial.

1 comentario en “Oris un reloj líder desde sus inicios”

Deja un comentario